lunes, 29 de agosto de 2016

Tiburones comestibles

RESERVA MESA AHORA


Fuente: metropoli.com

Cazón, marrajo, pintarroja, tintorera o tollo son sólo algunos de los escualos que fritos, en adobo, en guisos... se sirven en los comedores de media España

Se impone la tradición

Ante todo, el escualo es un producto ligado a la cocina de siempre. El cazón adobado (con ajo, orégano -o comino-, sal y vinagre) se fríe en toda Andalucía (también le llaman bienmesabe) y se guisa en amarillo con papas, a la marinera, con tomate o en salsa verde. En Cádiz hay verdaderos maestros. Así, Venta Esteban (Jerez de la Frontera), Freiduría Tetuán (San Fernando) o Las Flores (en la capital gaditana) bordan esta sabrosa fritura, que en Madrid está muy bien representada por La Caleta, La Gaditana, La Malaje o Macarela. El tomaso, un escualo de descarte, le sirve a Ángel León en Aponiente (El Puerto de Santa María) para preparar una caña de lomo, sí, de pescado, además de un revisionado (y delicioso) cazón en amarillo en frío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario