lunes, 11 de abril de 2016

La Malaje trae el SUR (con mayúsculas) hasta Madrid

Fuente: Gastronomistas.com



Cómo mola La Malaje. Para que vaya quedando claro desde el principio; este no es el típico post en el que jugaremos con la intriga para que, uh-uh, no sepáis si el restaurante merece la pena o no. Vaya si merece la pena. Es evidente que Madrid pasa por un pequeño boom de restaurantes de inspiración andaluza (los Lambuzo, Macarela o Surtopía, son solo algunos ejemplos), pero La Malaje vuela por libre. Sobre todo, porque tiene la suerte de tener al frente a un cocinero como Manuel Urbano, que tras ser jefe de cocina de Sacha, ha puesto en pie su propio proyecto personal, junto a dos socios sorprendentes: Álex Gray, asesor hostelero, y Aaron Guerrero, -el Chechu de Médico de Familia– que ejerce aquí como jefe de sala.

Y decimos lo de que Manuel, Manu, es la clave, porque la cocina raya a un nivel estupendo. Dentro de los entrantes o ‘picotaje’, como llaman a esa parte de la carta en La Malaje, tienen una ensaladilla de Mamá Fina que sorprende porque no se parece a ninguna que hayamos tomado recientemente. Las patatas están cortadas en trozos más grandes de lo habitual y se acompañan de una riquísima mayonesa con aceite de oliva virgen extra y verduras encurtidas como zanahoria o coliflor. Para coronarla, sardinas en lugar de anchoas, una en escabeche y otra en vinagre. Muy sabrosa.
Otro de los entrantes es el foie cocinado a baja temperatura con pistachos y una compota de calabaza aliñada con toques picantes que se te va la olla. Realmente el foie gana mucho con el toque que le da esta compota. El toque especial final se lo da un poco de sal rallada directamente de una ¡estalactita! que Manu acerca hasta la mesa.

En pescados es verdaderamente donde La Malaje alcanza sus cotas más altas...[leer artículo completo]

No hay comentarios:

Publicar un comentario